En Noviembre de 2016 tuvimos la fortuna de ver este semejando proyecto en la feria SEMA de Las Vegas, Jeep realizo su debut en aquí escenario, pero lo trajo de vuelta a Moab como parte de sus iconos para demostrar sus capacidades en el terreno.

El CJ-66 trae de vuelta la imagen icónica de los 4x4 de la vieja guardia, pero con mecánica de vehículos modernos. Esta construido sobre un chasis de Wrangler TJ, la generación anterior del actual Wrangler. Su motor es un 5.7 Hemi de última generación y usa transmisiones Dana 44 con llantas de 35 pulgadas. Todas las piezas como bumpers, sillas, rines y otros, fueron tomadas de vehículos Chrysler de producción reciente; ejemplo de ello son sus sillas que provienen de un Viper. 

Créditos imágenes – FOURWHEELER