Su construcción está basada en la plataforma de un Wrangler Rubicon 2 puertas y su diseño está inspirado en los “Hot Rods” de los años 60.
Como parte de la transformación de carrocería se eliminaron 10 centímetros de altura al techo y se recortaron los guardafangos traseros, el tanque frontal esconde un winch Warn manteniéndose el “look” de Hot Rod. Otro detalle muy original son los headers terminados en cono con salida lateral justo detrás de las llantas delanteras, las cuales son de 32 pulgadas de diámetro; las llantas traseras son de 37” y también suman al estilo Hot Rod.

El Quicksand se mueve muy bien gracias a un poderoso motor Hemi de 392 pulgadas cubicas con inyección Borla, la cual tiene trompetas de admisión que sobresalen a través del capo. Las transmisiones Dana 44 delantera y Dana 60 traseras se movieron de su puesto original para incrementar la distancia entre ejes y mejorar los ángulos de ataque y salida.
El diseño de este concepto lo completan la cantidad de detalles que agregaron durante la construcción del mismo; los emblemas laterales fabricados a partir de un bloque solido de aluminio, los emblemas “Hemi 392” que hacen alusión al motor y el pomo de la palanca de cambios que tiene un pequeño Jeep dentro de una burbuja acrílica se destacan.  

Créditos imágenes – FOURWHEELER