La Volkswagen Amarok han entrado al mercado a competir con camionetas con una sólida reputación como la Toyota Hilux o Nissan Navara, y hasta ahora, muchos usuarios de camionetas utilitarias se han mostrado escépticos ante con la debutante Amarok. Sin embargo, la Volkswagen ha demostrado ser una camioneta tan robusta como sus homologas japonesas y desde el punto de vista de tecnología y confort, la Amarok se ha mostrado superior.

Varios aspectos de la Amarok la hacen idónea para salir del asfalto y explorar los mas duros caminos. En términos de motorización y sistema de transmisión, la Amarok sale muy bien preparada de fábrica. Su diminuto, pero potente motor se muestra alegre al enfrentar cualquier obstáculo. Y su reductora con relación de 4:1 otorga impresionante control sobre pasos quebrados en la trocha. La falla de la Amarok de serie está en su suspensión, que otorga poca altura al vehículo, limitada flexibilidad y amortiguadores un poco débiles para uso recurrente en terreno destapado.

Afortunadamente existen actualmente en el mercado varias opciones de reemplazo para la suspensión de serie. Nuestras favoritas son las de la casa Seikel de Alemania, que además de ser suspensiones que resuelven los problemas anteriormente mencionados, son aprobadas por la misma Volkswagen y por lo tanto no afectan la garantía original del vehículo.

Para nuestra Amarok Desert decidimos montar una suspensión Seikel Desert, que viene con nuevos resortes y amortiguadores para el tren delantero y bloques de aluminio con amortiguadores para el tren trasero. Los resortes provistos por Seikel son de mayor firmeza que los originales, brindando mayor altura y tienen capacidad para soportar una defensa metálica con winche en un futuro cercano. En el tren trasero los muelles originales de 5 hojas tienen capacidad de carga suficiente para nuestras necesidades, por lo tanto no es necesario cambiarlos. Los amortiguadores del kit Seikel Desert salen de la misma fábrica que los montados de serie por Volkswagen, sin embargo tienen mayor recorrido y mayor volumen de aceite para resistir condiciones de trabajo pesado. 

Con la nueva suspensión Seikel Desert nuestra Amarok tiene mayor libertad de movimiento en la trocha. En carreteras de gravilla y los interminables salares de la Guajira, la suspensión Seikel Desert permite un mayor control del vehículo comparado con la suspensión de serie. Y en caminos pedregosos como los que nos hemos encontrado en la Sierra Nevada de Santa Marta, la suspensión nos permite mantener las cuatro ruedas en contacto con el terreno, impidiendo la perdida de tracción. 

Lo mejor de todo es que mantenemos nuestra garantía de fábrica y el confort que ofrece la Volkswagen Amarok.